martes, 15 de mayo de 2012

Tras la lluvia




Cae la lluvia.
replica en la ventana
en un alegre y parsimonioso tamborileo.
Refugiados entre las sabanas:
Nuestros cuerpos
mi espalda contra tus senos...
noto como el frió endurece tus pezones
clavandose erectos en mi piel.
Me giro,
los beso
Aspiro el aroma de tu cuerpo...
Lo recorro,
lo saboreo.
En la cadencia de la lluvia
bebo de el y lo poseo.

2 comentarios:

  1. Una poesía muy sensual y excitante, me encanta. Amor con pasión, una bonita mezcla.
    besos, Reich.

    ResponderEliminar

........no soy lo que escribo, soy lo que tu sientes al leerme ......