lunes, 3 de diciembre de 2012

Lluvia

 
 
 
Cae la lluvia en la ciudad,llora el cielo lágrimas de pena por su soledad.
Su sol amado a desaparecido tras las nubes,
grita con rayos y centellas en una queja imparable de amargura,
grita y llora por su amor desaparecido.
Mas nunca las penas duran toda la vida,
las nubes vuelan y se deshacen,dejan paso a la luz que ilumina tu vida.
Y finalmente asoma la cara de tu amado sol,y te unes a el
sol y cielo
cielo y sol
al fin volando juntos los dos.

2 comentarios:

  1. Buenos días,precioso.Por malos momentos que estemos pasando,siempre al final vemos un rayo de luz.Un fuerte abrazo y buen día de martes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Vicente, menos mal que las penas no duran toda la vida, te imaginas si así fuese!!.Bss, de buenas noches.

    ResponderEliminar

........no soy lo que escribo, soy lo que tu sientes al leerme ......