domingo, 9 de abril de 2017

Fuego


En la profundidad de tu alma,
el fuego de mi ser.
Recorren mis manos  tu cuerpo
quemandose con tu piel.
Elevas la temperatura de mi lascivia,
con persistencia busco todos 
tus húmedos rincones  para
aliviar este fuego que nos consume.
Poco a poco tus fluidos me amansan,
me apago y me derramo en ti apagando a la vez tu fuego.

3 comentarios:

  1. Fuego el que arde entre las letras de tu poesía, fuego entre las cenizas derretidas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al final quede consumido...
      Besos amiga Maria.

      Eliminar

GRACIAS POR DEJAR VUESTROS COMENTARIO,ELLOS LES DAN VIDA A MI BLOG.EN CUANTO ME SEA POSIBLE LOS RESPONDERE